Salud

Los seguros de salud colectivos tienen la ventaja de poder ofrecer una prima más ajustada y adaptada a los integrantes de la empresa.


Además la empresa obtendrá beneficios fiscales, ya que las primas pagadas se considerarán íntegramente un gasto fiscalmente deducible en el impuesto de sociedades.


Para el trabajador también es un beneficio social, ya que la empresa se está preocupando por el bienestar de sus trabajadores. Disminuye el absentismo laboral ya que se evitan esperas para consultas y pruebas, y permite, además, realizarlos fuera del horario laboral. También obtendrán beneficios fiscales ya que los seguros de salud pagados por la empresa, no se consideran retribución en especie, siempre que no excedan los 500€ anuales por trabajador, por tanto no les aumentará la base imponible.


Obtención de una asistencia médica integral y de gran calidad, con acceso a consultas, tratamientos médicos, así como todas las hospitalizaciones e intervenciones que precisen. Pudiendo elegir libremente de médico y clínica dentro del cuadro médico de la compañía.